Un fósil robado permite describir una nueva especie de cocodrilo en los Pirineos

El equipo de investigación liderado por el Dr. Albert G. Sellés del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), junto con el Museu de la Conca Dellà, la Universidade da Coruña y la Universitat de Barcelona describe la nueva especie Ogresuchus furatus a partir de unos rests fósiles encontrados en Coll de Nargó.

Ogresuchus furatus significa ”el cocodrilo-ogro que fue robado”, ya que el fósil fue robado poco antes de seu extracción, en el yacimiento del Mirador del Cretaci (Coll de Nargó, Alt Urgell), en el año 2013, y recuperado en pocas semanas gracias a la intervención de los Mossos d’Esquadra.

Estado en el cual se recuperó el fósil (izquierda) y momento en que los Mossos de Esquadra lo devolvieron a los investigadores (derecha) en 2013.

Según los resultados del estudi, publicados en sepiembre de 2020 en la revista Scientific Reports, el esqueleto parcial describe una nueva espécie de Ogresuchus y es un nuevo miembro de la familia de los sebécidos, un grupo de cocodrilos terrestres muy abundantes entre el Paleoceno y el Mioceno medio (entre 66 y 15 millones de años).

El fósil tiene una antigüedad de 71,5 millones de años y representa el ejemplar descuberto más antiguo. Según explica el paleontólogo que lidera la investigación, Albert G. Sellés, este descubrimiento “obliga a redefinir la historia evolutiva de esta família”.

Recreación del aspecto en vida de la nueva especie de cocodrilo Ogresuchus furatus (Aina i Agnès Amblás / ICP)

Se tratat de un cocodrilo terrestre de tamaño relativamente pequeño. Los restos fueron localitzados a menos de medio metro de un nido de titanosaurio y rodeado de cáscaras de huevo con lo que los investigadores apuntan que se podría haber alimentado, ocasionalmente, de crías de dinosaurio recién nacidas. Els investigadors postulen que es podria haver alimentat ocasionalment de les cries

Para poder ver detalles anatómicos el equipo de investigación realizó un escáner mediante tomografía computada (TAC). El vídeo puede verse aquí: https://www.youtube.com/watch?v=poTkmazfU5o

Aspecto del fósil preparado y silueta del esqueleto con los elementos natómicosidentificados (en blanco)

El excepcional registro fósil de los Pirineos catalanes

Hace más de 66 millones de años, los actules Pirineos eren una llanura de vegetación tropical, una zona de pantanos salobres donde vivíagran una diversidad de faunas entre las que destacaban los dinosaurios titanosaurios y hadrosaurios, junto con nombrosas especies de cocodrilos, tortugas, peces, lagartos, ranas…
Los dinosaurios de los Pirineos son los úñtimos que vivieron en Europa antes de su extinción a todo el mundo. Desde hace más de 10 años, investigadores del ICP han organizado campañas de excavación y sus hallazgos han resultado en centenares de publicaciones científicas.
Paralelamente, el proyecto de divulgación “Dinosaures dels Pirineus” impulsado por el ICP, intenta dar a conocer esta extraordinaria riqueza al gran público, a través de museos y salas de exposiciones como el Museu de la Conca Dellà (a Isona, Pallars Jussà) o Dinosfera (Coll de Nargó, Alt Urgell).

Tota aquesta riquesa forma part del Geoparc mundial UNESCO Orígens, un patrimoni de rellevància internacional.

Los comentarios están cerrados.